"La tormenta"



Arrinconada y con las manos en la cabeza, veía caer relámpagos desde el balcón.

No era la primera vez que sentía esa desprotección y miedo.

Pero aquella noche fue diferente.

Tenía el corazón en un puño y no sabía dónde esconderme.

Estaban siendo unos meses de locos.

Cada cuál iba a lo suyo.

Algunos se jactaban de creerse invencibles ante la tragedia.

Otros pocos, nos quedábamos encerrados sin poder creer lo que estaba pasando.

Nunca fui una persona miedosa.

Y ahora.

Ahora no podía dejar de pensar.

Ya no sabía quién era. O qué era.

El ruido ensordecedor de los truenos se metían en mi cabeza y no podía pensar tan agusto como quería.

Era un terror inusitado. Algo que no esperaba.

Deseaba que todo fuera como antes pero no así.

Y llegó la lluvia.

Y como un mar de lágrimas, me transformó.

No sé si me creeréis, pero... 

Me disolvió allí mismo.

Y dejé de ser y de estar.

Y de pensar y de tener miedo.

Me hice charco y aquí estoy...

En el rincón del balcón...

Esperando a que salga el sol y amaine la tormenta.

Para que el calor me seque y deje de ser por completo.

Una espera larga.

Pero ya no me importa.

No. Ya no.

Desde que empezó la tormenta.


(Carolina Sánchez Molero)

(Imagen de pixabay. De mollyroselee)

#escritor #relato #covid #saludmental #tranquilidad #novela #escribir

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un día lluvioso

No importa el paso del tiempo

EL HOMBRE SIN MÁSCARAS