1 jul. 2011

“Los JJJ”

Domingo, 4 de abril de 1993



Este relato que paso a contar, no es un cuento de hadas. Es la historia de tres hombres perdidos en su propio subconsciente.

Jack, Julian y Jacob, eran tres investigadores de la mente humana. Eran conocidos en todo el mundo como los “JJJ” y aceptados por la gran mayoría. Digo esto, porque todavía quedaban algunos que pensaban, que la labor realizada por los JJJ era mala para la humanidad y para el prestigio de ciertas razas, como era la blanca.

Jack, era un americano de piel oscura como el carbón; Julian francés y mulato; y Jacob un judío afincado en España.

Los tres eran profesores de Universidad, que se conocieron en una conferencia de Psicología, en la tierra de Jack.

Todos se hicieron muy buenos amigos y decidieron montar su propia investigación.

Pensaron que lo mejor, era irse lejos de sus países correspondientes, pues al ser los tres de diferentes culturas, había gente que no los tomaba en serio y llegaban a humillarlos. Tan asqueados de la sociedad de estos tres países, se fueron a investigar la psique de las personas que habitaban en el Polo Norte.

Al llegar a sitio tan apartado y frío, Jacob, de salud delicada, cayó enfermo. Jack y Julian lo cuidaron, pero ese lugar no era bueno para su total recuperación.

No sabían que hacer. Jacob se recuperaba, pero muy lentamente. Demasiado. Y dos eran pocos para la investigación que pensaban realizar.

Cierto día hubo un extraño suceso. Absolutamente todas las gentes de aquel lugar, cayeron en la más profunda desesperación:

- ¡Mi hijo! - Gritaba una madre rota – Mi hijo no está. Dice que está en el desierto. Tiene mucho calor, pero se está congelando… ¡Ayuda!

Sí, ayuda, ayuda pedía aquella mujer. Algo que le correspondía hacer a los JJJ.

Llegaron al lugar de los hechos, donde el hijo de aquella madre había comenzado a… ¿volverse loco? No. No estaba loco.

Un gran agujero estaba royendo el país. Si… tal vez fuera el agujero de la capa de ozono. Pero, ¿cómo volver loco a una persona racional en un minuto?

Jack decidió adentrarse en aquel agujero.

Lo hizo, y de pronto comenzó a llamar a sus dos amigos:

- ¿Dónde estáis? – Gritaba desesperado.

El cielo se fue nublando y Jack sudando como nunca lo había hecho, caía desvaneciéndose en lo que él creía, la arena de un desierto.

Jack no murió por el calor. Seguía viviendo solo y en otro lugar que no era el Polo Norte.

Sus amigos quisieron saber más. Querían ayudar a aquel pueblo. Pero, ¿cómo?...

Sí, Jacob y Julian decidieron hacer la misma locura, que había dejado a Jack en otro mundo.

Así lo hicieron. Llegaron al desierto, y se encontraron con Jack. También estaba aquel chico, el primero en entrar, pero cada vez estaba más débil.

Los JJJ querían salvarlo. Ahora estaban los tres juntos y mientras tres mujeres los cuidaban (al estar ellos, en coma), ellos trabajaban y estudiaban la mente de aquel chico.

Pero el chico murió. No pudieron salvarle, y ya tampoco se podían salvar a ellos mismos.

Era demasiado tarde. No sabían volver al mundo real.

Y siguen sin saberlo hacer, porque desde entonces, Jack, Julian y Jacob, están investigando en su subconsciente, sin saber realmente cual es la realidad… Si se encuentran en un caluroso desierto o en el frío polo.

No. No lo saben. Y nunca lo sabrán, porque ahora están perdidos en su propio subconsciente.

2 comentarios:

Humberto Dib dijo...

Hola, Carol, es la primera vez que entro, me han gustado tus entradas, me gustó tu blog, voy a seguirte.
Un saludo desde Buenos Aires.
Humberto.

Carol dijo...

Hola Humberto :D
Gracias por tu mensaje. Me alegra que te guste lo que escribo.
Yo también te sigo ;)
Un abrazo